Xbox One no se enciende pero emite un pitido

[Solución] Xbox One no se enciende pero emite un pitido

Los problemas de arranque de Xbox One son bastante comunes, y algunos se pueden solucionar rápidamente siguiendo unos sencillos pasos. El problema «Xbox One no se enciende, pero hace un bip» también se puede solucionar si no hay ningún error de hardware. Asegúrese de leer esta guía hasta el final y pruebe todas las soluciones que hemos incluido.

Para solucionar este problema de arranque, es posible que tenga que probar varias soluciones antes de probar la que soluciona el problema. Hemos incluido todas las soluciones probadas que suelen funcionar en este caso. Si ninguna de estas soluciones funciona para usted, también hemos mencionado cuál podría ser la razón por la que su Xbox One no se enciende incluso después de probarlo todo. Al leer todas las razones, puede averiguar qué está causando el problema y solucionarlo.

Solución 1: Presione el botón expulsar repetidamente

Esta solución funciona en la mayoría de los casos. Presione el botón de expulsión 10-15 veces seguidas, y la Xbox one puede arrancar normalmente. Si no funciona, puede intentar hacerlo 1-2 veces más, y puede funcionar.

Solución 2: Inserte un disco en la unidad de disco de la Xbox One

Esta solución funciona si no tiene ningún disco en la unidad de disco de la consola. Cuando la consola esté apagada, inserte una pequeña parte del disco dentro de la unidad, presione el botón de encendido y espere el pitido. Una vez que escuche el pitido, intente empujar el disco hacia adentro suavemente, y la consola aceptará el disco y puede encenderse.

Solución 3: Restablecer la fuente de alimentación interna

  1. Desenchufe el cable de alimentación de la consola.
  2. Espere de 10 a 15 segundos.
  3. Conecte el cable y pulse el botón de encendido.

Solución 4: Apague y encienda su Xbox

El ciclo de alimentación se restablece y pone la consola en modo de espera. Cuando la Xbox esté apagada, mantenga presionado el botón Xbox durante 10 segundos, el bloque de encendido comenzará a parpadear con luz naranja, luego blanco por un segundo y luego naranja nuevamente. También puede encender su Xbox y luego restablecer la fuente de alimentación. (Esto no eliminará tus aplicaciones y juegos).

Solución 5: Retire los dispositivos USB y el disco duro externo

  1. Desconecte el disco duro externo y todos los dispositivos USB cuando la consola esté apagada.
  2. Presione el botón de encendido y espere un par de segundos.
  3. Una vez que la consola arranca normalmente, puede conectar el disco duro externo y los dispositivos USB.

Solución 6: Utilice una toma de corriente diferente

Si usa una regleta de alimentación, conecte la consola con una toma de corriente independiente y encienda la Xbox. Una regleta conectada con varios aparatos puede no proporcionar la ráfaga inicial de energía requerida.

Solución 7: Presione los botones Sincronizar, Expulsar y Encender simultáneamente

Este es un poco complicado, y es posible que no pueda hacerlo correctamente en un solo intento. Lea los pasos detallados a continuación y vea el video adjunto para averiguar cómo se hace.

Paso 1: Mantenga presionados los botones de sincronización, expulsión y encendido durante 10 segundos.

Paso 2: Después de 10 segundos, suelte el botón de expulsión y espere 15 segundos.

Paso 3: Después de 15 segundos, suelte todos los botones.

Paso 4: Mantenga presionado el botón de encendido y mantenga presionado el botón de sincronización, si no se inicia, presione el botón de sincronización un par de veces mientras mantiene presionado el botón de encendido.

Si has probado todas las soluciones y ninguna de ellas funcionó, tienes que arreglar tu consola por un experto. A continuación hemos mencionado algunos fallos de hardware comunes que generalmente impiden que la consola se inicie.

Sobrecalentamiento de la consola

El sobrecalentamiento de la consola también puede crear problemas de arranque. Si su consola se está sobrecalentando, no tiene que seguir ningún paso, simplemente desconecte la consola de la toma de corriente y espere de 20 a 30 minutos antes de encenderla.

(Asegúrese de que los ventiladores estén limpios y que las rejillas de ventilación no estén obstruidas).

Transformador o cable de alimentación defectuosos

Antes de ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente, puede intentar cambiar el transformador y el cable de alimentación para ver si soluciona los problemas.

Líquido en la placa base

El líquido puede dañar la placa base de la Xbox y evitar que se inicie. En algunos casos, la Xbox se enciende, pero se apaga después de unos segundos. Puede arreglarlo un experto autorizado.

Fuente de alimentación defectuosa

Xbox One tiene una fuente de alimentación interna que a veces no proporciona la ráfaga de energía requerida en el arranque inicial. Puede arreglarlo o reemplazarlo, pero el reemplazo prel hielo puede ser más alto que una Xbox One usada.

Xbox One se enciende y luego se apaga

R. El encendido de Xbox One y luego el apagado también es un problema común. Se puede arreglar con algunas de las soluciones que hemos mencionado aquí, pero hay otras soluciones que puede probar, como usar un secador de pelo. Hemos cubierto todo sobre este tema en este artículo: Xbox One se enciende y luego se apaga

Xbox One se apaga repentinamente

Un. Una de las razones más comunes de este problema es el «sobrecalentamiento». Como se mencionó anteriormente, espere un tiempo antes de arrancar la Xbox y limpie los ventiladores y las rejillas de ventilación obstruidas para una ventilación adecuada. Si sigue sin funcionar, retire el disco duro externo e intente encender la consola.

Error de Xbox One algo sucedió de nuestra parte

Este problema puede deberse a una actualización de software incompleta. Restablezca de fábrica la consola y la Xbox descargará la actualización completa.

Configuración > información de la consola de > del sistema > Restablecer consola > Restablecer y mantener mis juegos y aplicaciones.

Xbox One se apaga al conectarse a WiFi

Un. Esto se puede solucionar cambiando el protocolo de cifrado del WiFi, siga los pasos a continuación:

  1. Abra un navegador web.
  2. Inicie sesión en el enrutador ingresando la puerta de enlace predeterminada en la barra de direcciones del navegador de Internet.
  3. Introduzca sus credenciales.
  4. Seleccione Puerta de enlace en el menú y, a continuación, seleccione Conexión y, en el submenú, seleccione WiFi.
  5. Haga clic en Editar en la red que desea utilizar.
  6. Seleccione «Mostrar más opciones de seguridad» y haga clic en WPA TKIP.
  7. Presione Aplicar y, a continuación, guarde.

Artículos Relacionados